mrm arquitectos

CENTRO TECNOLÓGICO MIGUEL DE EGUÍA . ESTELLA

© Enrique Pimoulier

mrm arquitectos . fotos: © José Manuel Cutillas -salvo indicación-

En respuesta a la escasa definición del programa y a la gran necesidad de flexibilidad que demanda, se ha desarrollado una propuesta basada en la sencillez organizativa y de composición, agrupando los distintos usos del programa en un único edificio.













El programa se divide principalmente en dos partes de funcionamiento independiente: el
vivero de empresas y el centro tecnológico; adecuadas cada una a las distintas necesidades
técnicas y espaciales que condicionan los aspectos constructivos, estructurales y de instalaciones.
La definición del volumen del edificio se configura como una unidad formal, material y, por
tanto, visual, donde las distintas alteraciones en plantas elevadas evidencian las distintas partes
del programa y permiten un mayor aprovechamiento de la luz natural y de las vistas. Dicha
volumetría potencia el carácter rotundo y representativo del centro, fácilmente visible y
reconocible desde la distancia.
Las fachadas, se resuelven en plantas superiores, con grandes celosías de aluminio
anodizado, que permiten el control solar, evitan la incidencia de luz directa sobre los vidrios. La
orientación de dichas celosías, así como la densidad de las mismas y el efecto de superposición
entre varias de ellas permite controlar y adaptar con un mismo lenguaje formal y estético la
fachada a las distintas orientaciones. Los aleros de las plantas elevadas también varían sus
dimensiones en función de la orientación para adecuar la protección solar a los distintos
programas del centro. La planta baja, en cambio, se diseña como zócalo ciego de las superiores,
con un acabado de hormigón visto.
Con esta configuración uniforme de fachada y una estructura de grandes luces, se
buscaba desde el inicio del proyecto la mayor versatilidad espacial y funcional, con posibilidades
de reorganización interna, áreas interconectadas y elevado grado de confort lumínico y
ambiental. Esta solución arquitectónica flexible ha permitido, incluso en la propia ejecución de la
obra, modificar los espacios interiores donde las actividades a desarrollar de los primeros usuarios
se iban definiendo a la vez que el edificio se iba construyendo.
Urbanización
La aproximación al edificio y acceso principal se realiza a través de una gran plaza. La
entrada principal del edificio se resuelve mediante el juego de volumetrías de la pieza girada y
separada del auditorio y vestíbulo principal. Contiguo a él, a lo largo de toda la fachada norte, se
comunica el gran espacio del showroom, polivalente, subdivisible y accesible desde el vestíbulo y
desde el vivero de empresas.
En planta baja, se ubican también los talleres y laboratorios pesados que se sitúan en torno
a un patio central, con acceso rodado para vehículos.
El centro tecnológico dispone en planta primera de laboratorios, vestuarios, una sala de
reuniones y un gran espacio diáfano de trabajo. La planta segunda, se destina a despachos,
oficinas, un aula de formación y salas de reuniones.
En cambio, en el ala del vivero de empresas, las plantas primera y segunda se dividen en
espacios entre 50-75 m2, acondicionados con instalaciones diversas y opciones flexibles de
compartimentación, para poder albergar y adecuar distintas actividades empresariales.
La urbanización exterior del parque tecnológico se completa desde la plaza de acceso
principal con un paseo longitudinal ajardinado como eje de comunicación con los futuros edificios
del centro. Este paseo queda delimitado por parterres ajardinados que a modo de "cuñas" verdes
inclinadas ocultan los vehículos estacionados al peatón. El uso de arbolado autóctono en toda la
zona garantiza su buen desarrollo, mantenimiento mínimo, óptima integración visual y mejor
transición con la naturaleza existente de la ladera de Montejurra.

Criterios de jardinería (ejecutado parcialmente)
Los criterios básicos de la jardinería se definen atendiendo a la óptima adecuación para
esta zona geográfica, entendiendo esta actuación como una oportunidad para recuperar un
espacio natural y equilibrado. Se busca la creación de un espacio natural de uso complementario
teniendo como objetivo la recuperación del sistema vegetal autóctono eliminado con las obras
de construcción y de urbanización.
Se dispone la vegetación, pensando tanto en la vegetación de porte alto como medio y
bajo, generando diferentes espacios según los criterios de diseño y ubicación dentro de los
distintos ámbitos de la jardinería. Se reduce el uso del césped a los parterres del paseo principal
debido a su elevado consumo de agua y a su mantenimiento. Para la zona ajardinada de la
fachada norte y oeste se plantean arbustos y tapizantes con riego por goteo.
El terreno de montaña excavado o removido después de las obras está deteriorado y
alterado, hecho que ha generado una pérdida de la capa vegetal del suelo. Mediante la
introducción de ciertas especies autóctonas arbustivas y tapizantes como el romero o la lavanda,
al cabo del tiempo, el suelo comenzará un proceso de desarrollo con la aparición primera de
especies arbustivas de corta vida que al crecer y morir irá modificando el suelo y su riqueza
permitiendo la aparición de nuevas especies. Este proceso deriva en la creación en el futuro de
un ecosistema de bosque equilibrado autóctono del lugar y otras especies más ornamentales
pero igualmente viables dentro de los parterres del paseo.
La estrategia a seguir para conseguirlo será la introducción de varias especies a la vez, que
junto con el apoyo de riego por goteo, permitirán mantener un espacio “natural” artificial,
prácticamente independiente y autosuficiente.


CENTRO TECNOLÓGICO DE ARTES GRÁFICAS Y VISUALES MIGUEL DE EGUÍA DE ESTELLA
Promotor Ayuntamiento de Estella

Arquitectos redactores de proyecto MRM Arquitectos s.l.p. (Miguel Alonso Flamarique, Roberto
Erviti Machain y Mamen Escorihuela Vitales)
Arquitectos directores de obra MRM Arquitectos s.l.p. (Miguel Alonso Flamarique, Roberto Erviti
Machain y Mamen Escorihuela Vitales)
Colaboradores Josep Agustí de Ciurana (Estructuras), Laranzor Ingeniería (Instalaciones)
Arquitecto técnico director de ejecución de la obra Andoni Ciáurriz Arrarás
Empresa constructora Construcciones Elcarte s.l. y Construcciones Ecay Andueza s.l.
Fotografías José Manuel Cutillas y Enrique Pimoulier

Fechas
Concurso, 11/2007
Proyecto básico y de ejecución, 02/05/2008
Inicio de obra, 04/08/2008
Final de obra, 26/01/2011
Situación
C/ Zarapuz nº1, 31200, Estella, Navarra
Superficie de actuación
4.699,31 m2 construidos, 1.478,95m2 urbanización
Presupuesto
Ejecución: 3.329.950,00 euros
Contrata: 109.484,91 euros
Concurso
1er premio en concurso público
Premios
Publicaciones
Formas de proyectar nº 9. Noviembre 2010


0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada